MASAJE DEPORTIVO

El masaje deportivo es, básicamente, una forma de terapia que se aplica sobre personas sanas que realizan deportes. Exige mayor esfuerzo que otros tipos de masajes, pero, por sobre todo, el conocimiento de los grupos musculares específicos implicados en la disciplina deportiva, los que serán, junto con las articulaciones correspondientes, las regiones más exigentes por las innumerables demandas de la competencia y la repetición de los mismos movimientos propios de cada deporte. Este tipo de masaje suele abarcar, también, ciertas manipulaciones tendientes a flexibilizar las articulaciones y movimientos activos-pasivos, ya que el objetivo del masaje es aumentar la respuesta muscular, optimizando la contractilidad y elasticidad del músculo, pero también "ablandar" las articulaciones.