MASAJE CALIFORNIANO

Se aplica mediante movimientos suaves y armónicos, evitando los cambios bruscos de ritmo y la perdida de contacto.El propósito de este tratamiento es proporcionar relajación general, por ello el masaje se destina a todo el cuerpo. Asimismo resulta más eficaz si se combina con técnicas de Drenaje linfático manual, movilizaciones articulares pasivas y estiramientos suaves.

Sus objetivos se clasifican básicamente en dos:

Para conseguir estos objetivos se necesita una técnica que proporcione deslizamiento, a la vez que presión suave y firme, pero no excesivamente fuerte. Ya que un exceso de presión puede provocar malestar y deja el cuerpo dolorido y, en cambio si la presión es insuficiente puede provocar ansiedad. El ritmo debe ser lento-medio y, que las maniobras abarquen grandes áreas musculares.

Se ejerce mediante presión con toda la palma de la mano y/ o los antebrazos. En el caso de requerir mayor presión, se añade un componente de roce y deslizamiento. El propósito de trabajar con los antebrazos es que estos permiten dirigir el movimiento en direcciones opuestas y calibrar la presión con el peso de nuestro cuerpo, al tiempo que se abarcan grandes superficies (elemento esencial de este masaje), a la vez que su uso nos permite descansar los pulgares.

La intensidad de la presión es media-profunda y el ritmo lento-medio. Lo cual permite preparar el cuerpo para aceptar de manera agradable técnicas de mayor presión, en las zonas que la requieran.